Documental: Stop! Rodando el Cambio

Noticiario del Nuevo Mundo

Stop! Rodando el cambio es un documental grabado por un equipo de mujeres y financiado colectivamente.

563751_359701747482565_186396812_n
Durante un mes viajamos por distintas alternativas entre España y Francia en busca de otras formas de vida más respetuosas con el entorno y las personas que habitamos en él.

La teoría del decrecimiento en la que nos basamos nos alerta de la imposibilidad de seguir produciendo como hasta ahora en un planeta cuyos recursos son finitos. Estos niveles de consumo nos han conducido a la desaparición de los bosques, a tener ríos y mares contaminados, sistemas de alimentación intoxicados… todo ello alimentado por la especulación financiera y una clase política despreocupada tanto a nivel social como medioambiental.

¿Cuánto tiempo más podremos esperar para que se produzca un cambio de paradigma a nivel mundial?. ¿Es posible vivir felices reduciendo drásticamente nuestras necesidades?.

Más info e incluso un diario de rodaje en http://www.rodandoelcambio.com

Ver la entrada original

Anuncios

La economía del bien común

Modelo Económico Alternativo al sistema de mercado capitalista y a la economía planificada. Un modelo económico sostenible.el objetivo es adapatar la economía real capitalista (donde priman valores como el afán de lucro y la competencia) a los principios constitucionales que recoge, entre otras, la Constitución de Baviera.

La economía del bien común se debe regir por una serie de principios básicos que representan valores humanos: confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad y compasión, entre otros. Para los defensores de la economía del bien común aquellas empresas que les guíen esos principios y valores deben obtener ventajes legales que les permitan sobrevivir a los valores del lucro y la competencia actuales .

Fuente: decredocus

+ info en: economia-del-bien-comun.org

Una isla verde… y rentable

Granja con placas solaresEn las frías aguas de mar del Norte existe una isla de color verde, Samsoe. Se encuentra en Dinamarca, y está tan sólo a un paso de alcanzar la autosuficiencia energética usando exclusivamente fuentes sostenibles.

Los inicios
En 1997 el Ministerio de Energía danés convocaba un concurso a nivel estatal con el objetivo de conseguir que alguno de los municipios o regiones del país se convirtiese a medio plazo en un territorio respetuoso con los recursos naturales y autónomo desde el punto de vista energético. De entre los proyectos presentados, resultó ganador el Plan a diez años vista diseñado por  Samsoe.
Desde entonces la comunidad local, apoyada por las instituciones danesas y la Unión Europea, ha estado trabajando sin descanso. Hoy en día, los poco más de 4000 habitantes de esta isla cuentan con sistemas de calefacción limpios y cubren el 100% de su demanda de electricidad de un modo respetuoso con el medioambiente.

La Red limpia
La energía de la isla proviene de una infraestructura integrada por 11 generadores eólicos en tierra, 10 en el mar y cuatro centrales de biomasa. Por otro lado, los residentes en las zonas más aisladas contaron con asesoramiento gratuito para convertir sus casas en viviendas eficientes. Además, hasta el año 2002 dispusieron de subvenciones para instalar sistemas de calefacción basados en el uso de calderas de biomasa y placas solares térmicas. Por su parte, muchas familias decidieron invertir y conectar a su red doméstica un aerogenerador, con el que actualmente cubren sus necesidades de electricidad.

Todos se benefician
La participación de la comunidad en los beneficios originados por la producción de energía ha sido una de las claves del éxito de este proyecto. La propiedad de los parques eólicos marítimos y terrestres es compartida por ciudadanos, municipios y empresas eléctricas. Asimismo, las familias que cuentan con un molino de viento en sus hogares tienen la posibilidad de vender el excedente de electricidad.

Un reto alcanzable: el transporte
Aunque las cifras muestran que el consumo de energía verde “compensa” el uso de combustibles fósiles en los medios de transporte, eliminar esta dependencia todavía es una tarea pendiente. La introducción masiva de automóviles eléctricos ha resultado infructuosa y tan sólo algunos habitantes han realizado modificaciones en sus vehículos para que puedan circular usando aceite de colza. De todos modos, es una cuestión de tiempo. A medida que los avances tecnológicos permitan la reconversión a gran escala, el hidrógeno, la electricidad o los biocombustibles cerrarán el círculo. Autosuficiencia y sostenibilidad al 100% serán una realidad en Samsoe.